ARTICULACIÓN TEMPOROMANDIBULAR, TINNITUS Y PITIDOS EN OIDOS, FISIOTERAPIA

Según algunas observaciones clínicas, en alrededor del 70% de los pacientes estudiados, los acúfenos pueden ser modulados por movimientos voluntarios y maniobras de contracción de la musculatura de la cabeza y el cuello.

Diversos autores sugieren que el espasmo de estos tres músculos corresponde a una contracción refleja secundaria al espasmo de la musculatura masticatoria, que podría estar producido por diversos factores, entre ellos por fatiga muscular, en muchos casos asociado a fases de bruxismo y estados de tensión emocional aumentada.

 

Los trastornos témporomandibulares (tanto de la ATM como de los músculos de la masticación) están muy frecuentemente asociados con otros síntomas otológicos como vértigo, inestabilidad, mareo, sensación de pérdida auditiva, sensación de oído tapado y otalgia (dolor de oído). En un gran número de casos vienen acompañados de cefaleas (tanto tensionales como vasculares) y estrés.

Travell y Simons, en su manual de puntos gatillo, hacen referencia a la existencia de acúfenos unilaterales en presencia de puntos gatillo en la porción profunda del músculo masetero y en el músculo pterigoideo externo del mismo lado, explicando al igual que otros muchos autores, como un fenómeno sensitivo referido o a través de la hipótesis del espasmo muscular reflejo.

Se describen también síntomas en el oído referidos de puntos gatillo en el esplenio de la cabeza y esternocleidomastoideo (principalmente de la porción clavicular).

Sanchez y Rocha (2011) sugieren sospechar de acúfeno somatosensorial si el paciente presenta alguna de estas situaciones:

  1. Antecedente de trauma en cabeza y cuello, prestar especial atención ante latigazo cervical y trastornos temporomandibulares.
  1. Acúfeno asociado a manipulación en dientes, mandíbula o columna cervical.
  1. Episodios de dolor recurrente en cabeza, cuello u hombro.
  1. Coincidencia en el tiempo de la aparición o aumento del dolor y del acúfeno.
  1. Aumento del acúfenoal adoptar posturas inadecuadas al descansar, al andar, al trabajar, o al dormir.
  1. Periodos de bruxismo durante el día o la noche.

Si te sientes identificado con alguno de estos síntomas o padeces alguno de ellos, no dudes en ponerte en contacto con nosotros para aliviar tu sintomatología. La Fisioterapia especializada en Dolor Orofacial y Disfunción Craneomandibular es clave para estos problemas.