Dispareunia o coitalgia, dolor durante las relaciones sexuales

Problemas durante las relaciones sexuales

Esta entrada del blog está enfocada a romper palabras “tabu”, ya que, hablar de sexo, o problemas relacionados con el sexo, no tendría que ser algo vergonzoso, por ello nos animamos a desvelar qué cosas ocurren o qué cosas pueden producir dolores en relaciones sexuales.

Empezamos con la definición de dispareunia es el nombre que recibe el coito doloroso, este dolor o molestia puede aparecerantes, durante o posterior a la penetración. Tanto hombres como mujeres somos susceptibles de este problema, aunque ellos en menor medida.

Los hombres pueden presentar dolor en la eyaculación principalmente por problemas médicos, bien por una infección o inflamación de los conductos, o por fimosis.

Causas de la Dispareunia

En las mujeres hay un mayor rango de posibilidades. Puede aparecer tanto en la zona vulvar, la entrada de la vagina o en el fondo de ésta. El dolor puede estar provocado por varias causas:

  • Psicológicas
  • Médicas
  • Tras el parto
  • Por el estado físico del suelo pélvico

Los problemas psicológicos muchas veces son los desencadenantes de la coitalgia, estos casos son en los que se ha tenido una mala experiencia previa, vaginismo (espasmo involuntario de las musculatura que rodea la vagina al intentar el coito y que imposibilita la penetración), miedo al dolor tras una episiotomía o cirugía en la vagina doloroso, abusos… En estas situaciones lo principal es que nos atienda un psicólogo en conjunto con el fisioterapeuta especializado.

Otra posible causa, al igual que en los hombres, son las infecciones en la zona genital. Podrán provocar dolor durante en coito, aunque éste desaparecerá una vez se trate dicha infección. Hay veces que también aparece dolor en relaciones sexuales por problemas musculares en su suelo pélvico. Los músculos producen, en ocasiones, dolor irradiado a otras zonas y esto puede ser el causante del problema. Un ejemplo común en hombres es que si se monta mucho en bicicleta esta musculatura se debilita y produce dolor, llegando a producir prostatitis (inflamación de la próstata).

Las alergias, algunas enfermedades de la piel o quistes (que no han sido extirpados), pueden ser causantes de dispareunia.

Tras tener prolapsos (caída o descenso de alguno de los órganos internos, como `puede ser útero, vejiga, recto…) o cirugías por prolapsos, quistes o cualquier otra que involucre a la zona intima, podría ser una causa del dolor pues podría quedar algún tipo de adherencia en la zona intervenida y generar tiranteces durante las relaciones.

Dolor en las relaciones sexuales después del parto

Tras el parto puede aparecer dolor debido a los cambios que sufre nuestro cuerpo tras el embarazo. Además de los cambios más visibles que significa un cambio en nuestro útero y vagina, también la expulsión en el parto, si se han empleado forceps en él o si ha sido necesaria una episotomía influyen en las posteriores relaciones sexuales.

Otras enfermedades como la endometriosis, es otra de las causas de dolor en relaciones sexuales, tema que vimos en el post anterior, que puedes ver aquí.

Dispareunia o coitalgia - tratamiento fisioterapéutico en Segovia

Beneficios del tratamiento de la dispaurenia

¿Qué beneficios se pueden encontrar en el tratamiento de la dispaurenia?

  • Mejora el estado de ánimo de la persona.
  • Disminuyen y llegan a desaparecer los miedos ante las primeras relaciones sexuales.
  • Mejora la relación con la pareja.
  • Puede usar ropa ajustada sin miedo a tener dolor en la zona de la vagina al sentarse.

¿Cuál es el tratamiento con fisioterapia?

Como hemos dicho al principio del post, lo importante es llegar a no tener dolor, por ello el tratamiento que se lleva a cabo es el siguiente:

  • Se informa a la persona qué es lo que la está pasando y porqué.
  • Se relaja la musculatura de la vagina con tratamiento intra y extracavitario (dentro y fuera de la vagina).
  • Se aplica radiofrecuencia para mejorar el estado del músculo.
  • Se realizan estiramientos.

Aplicamos un tratamiento fisioterapéutico adaptado a las necesidades de la persona, que en cada caso se actúa de una manera diferente con un mismo fin, dejar de tener dolor en relaciones sexuales y poder disfrutar del sexo.

Si te sientes identificado no dudes en consultarnos tu caso en Virginia Moreno Fisioterapia en Segovia.

Fisioterapia y salud van de la mano, ¿Te apuntas?