Entradas

AFECCIONES BRONCOPULMONARES, ¿QUE SON?, ¿QUE TIPOS HAY?

En esta entrada del blog, hablaremos sobre las afecciones pediátricas responsables de la obstrucción bronquial, especialmente de las afecciones broncopulmonares agudas.

Distinguimos las siguientes afecciones agudas:

  • Bronquiolitis
  • Bronquitis
  • Neumonía
  • Otitis
  • Sinusitis
  • Conjuntivitis

Bronquiolitis:

American Academy of Pediatrics 2006/2014 define la  bronquiolitis como “Trastorno comúnmente causado por una infección viral del tracto respiratorio inferior en bebés. Se caracteriza por una inflamación aguda, edema, necrosis y necrosis de las células epiteliales de las vías aéreas pequeñas, y un aumento de la producción de moco. Los signos y síntomas generalmente comienzan con rinitis y tos, que pueden progresar a taquipnea, sibilancias, estridores, uso de los músculos accesorios y/o aleteo nasal”.

Este trastorno sucede en niños menores de 24 meses más frecuente en el lactante. El 33% de los menores de 12 meses sufrirán una bronquiolitis, debido a que el pico de esta enfermedad se encuentra entre los 2 y los 6 meses y en los meses de Noviembre a Marzo.

Los virus que desencadenan una bronquiolitis se dividen en dos categorías, los causados por VRS (Virus Respiratorio Sinsticial) el cual produce un 50-70% de estas y los virus que no están causados por VRS (Rinovirus, Metapneurovirus, Parainfluenza, Adenovirus e Influenza).

Es importante saber el causante de la bronquiolitis debido a que las que están causadas por VRS producen destrucción celular debido a la infección que producen en el epitelio superficial de las vías superiores, el epitelio del bronquiolo y los neumocitos del alveolo. Si el causante es el Rinovirus no se produce destrucción celular, pero crea una alteración de la barrera epitelial. El adenovirus es el causante de las bronquiectasias post-bronquiolitis.

Bronquitis:

La bronquitis es la inflamación de los bronquios y se manifiesta por congestión y edema de la mucosa bronquial con hipersecreción. Predomina en niños menores de 4 años y en los meses de invierno.

Los agentes causales de esta enfermedad son: bacterias o virus (más frecuentes las últimas), sustancias irritantes (tabaco, aerosoles, insecticidas…) Factores urbanos como la contaminación y los factores regionales (hongos, humedad, polvo, alérgenos, vapores fuertes…).

Distinguiremos 3 tipos de bronquitis:

  • Bronquitis aguda: es un proceso inflamatorio que afecta a la tráquea y bronquios de medio y gran calibre debido frecuentemente a una infección viral. El síntoma principal suele ser la tos. Su curso suele durar menos de 3 semanas.
  • Bronquitis crónica: es un proceso parecido al anterior pero cuando dura más de 3 semanas.
  • Bronquitis recidivante o recurrente: Cuando presenta de 4 a más procesos en un año.

Neumonía:

La neumonía es una infección aguda del parénquima pulmonar causando una consolidación o densificación de la vía aérea más distal.

Distinguiremos dos tipos de neumonía, la neumonía típica y la atípica.

La neumonía típica cursará con los siguientes síntomas:

  • Febril de inicio brusco
  • Tos productiva
  • Dolor torácico pleurítico
  • Consolidación al examen físico
  • Radiología con condensaciones alveolares.

Sin embargo la atípica cursará con diferentes síntomas:

  • Subfebril insidiosa
  • Tos seca
  • Polimiálgias, cefalea
  • Sin hallazgos a la exploración física
  • Radiología con patrón intersticial

A parte de esta clasificación encontramos otra que diferencia la neumonía adquirida en la comunidad (NAC) y la intrahospitalaria.

La NAC será una neumonía que la adquirirán los sujetos que conviven en la comunidad y no han sido hospitalizados en los últimos 7 días o bien que aparecen 48 horas después de su ingreso hospitalario.

Neumonía intrahospitalaria se presenta durante la hospitalización.

 

OTITIS MEDIA AGUDA (OMA):

La otitis media agua es una infección bacteriana o viral del oído medio, que en general acompaña una infección de las vías respiratorias superiores. Los síntomas consisten en otalgia, a menudo con síntomas sistémico.

Distinguiremos tres tipos de OMA:

  • OMA esporádica.
  • OMA persistente: caracterizada por una recaída en los 7 días siguientes a la finalización del antibiótico.
  • OMA recurrente: cuando suceden 3 episodios es 6 meses o 4 episodios en 12 meses

OTITIS MEDIA CON EXUDADO (OME) U SEROSA:

La otitis media con exudado o serosa es una infección en la que encontramos presencia de líquido en el oído medio.

Distinguiremos dos tipos de OME:

  • OME subaguda: la duración del exudado es menor a tres meses.
  • OME crónica: la duración del exudado es mayor a tres meses.

 

SINUSITIS:

La sinusitis es una infección de los senos paranasales. Los senos son un conjunto de cavidades aéreas huecas que se encuentran en los huesos frontales, esfenoides, maxilar, etmoides y maxilar superior y que comunican con las fosas nasales.

Clasificaremos la sinusitis en  cuatro categorías:

  • Aguda: duración menor a 30 días.
  • Subaguda: duración entre 30 y 90 días.
  • Crónica: duración mayor a 90 días.
  • Recurrente: cuando hay 3 episodios en menos de 30 días con intervalos libres de síntomas, más de 10 días en un período de 6 meses o 4 episodios en un período de 12 meses.

No se diagnosticará una sinusitis en niños menores de dos años debido a que no están formados los senos maxilares.

CONJUNTIVITIS:

Inflamación de la conjuntiva, el tejido fino y transparente que cubre el interior del párpado y la parte blanca del ojo. Esta inflamación hace más visible los vasos sanguíneos, lo que da al ojo un color más rosado, rojizo.

Vamos a encontrar cuatro tipos de conjuntivitis:

  • Infecciosa: puede ser vírica o bacteriana.
  • Alérgica.
  • Tóxica: secundarias a la administración prolongada a cualquier colirio.
  • Irritativa: por una hiposecreción del lagrimal o una exposición prolongada a aire seco o lentes de contacto.

Las conjuntivitis pueden desarrollarse también por exceso de moco en la parte posterior de la vía aérea superficial.

La secreción no sale solo por el lagrimal, lo limpiaremos con gasas estériles y con suero fisiológico drenando el lagrimal hacia el centro y las pestañas hacia dentro y hacia arriba.

 

En nuestro centro de fisioterapia Virginia Moreno, en Segovia, os podemos ayudar a tratar cualquiera de estas patologías tanto en clínica como en su domicilio.

Baja Autoestima en nuestros Hijos, ¿Cómo detectarlo?

COMO SABER SI NUESTROS HIJOS TIENEN BAJA AUTOESTIMA.

 

El concepto de sí mismo se refiere a todas las percepciones que un individuo tiene de sí mismo, con especial énfasis en su propio valer. El concepto de sí mismo estaría en la base de la autoestima; la autoestima es el grado de satisfacción consigo mismo, la valorización de uno mismo

Desde muy pequeño el niño se hace una idea de lo que le rodea, y también construye una imagen personal. Esta imagen mental corresponde a lo que otras personas piensan de él.

La valoración que hace de sí mismo depende de la forma en que la ve que va cumpliendo las expectativas de sus padres, si el niño siente que sus logros están de acuerdo con lo esperado se sentirá capaz y competente, sino se sentirá poco capaz y poco valioso.

Los niños tienen diversas formas de expresión de la baja autoestima y muchos de ellos pueden pasar desapercibidos ya que en las creencias populares no se contempla como comportamientos propios de baja autoestima.

Las formas más frecuentes son:

  • Actitud excesivamente quejumbrosa y critica: 

Una forma de expresar una sensación de descontento porque las cosas no les resultan como ellos  se merecen o esperan y la sensación de no poder ser suficientemente valorados por las otras personas.

Atreves de las quejas y criticas buscan la atención y simpatía de los otros, esto hace que sean rechazados con más probabilidad, lo que les confirma que nadie les comprende y asumen la posición de víctimas. 

  • Necesidad compulsiva de llamar la atención. 

Suelen ser niños que tienden a interrumpir de manera desatinada e inapropiada, para que los demás se fijen en ellos, algo con lo que no suelen tener éxito y reciben respuestas negativas.

Así, su necesidad de aprobación queda insatisfecha lo que hace que aumente su actitud demandante. 

  • Actitud inhibida y poco sociable: 

Se valoran poco, tienen temor auto exponerse, piensan que son más aburridos para los otros niños y no se atreven a tomar la iniciativa porque piensan que les van a rechazar.

  • Necesidad imperiosa de ganar: 

Se enfadan de manera desproporcionada al perder. Creen que para que les quieran tienen que ser los primeros en todo.

Son malos perdedores y malos ganadores porque pueden hacer ostentación exagerada de sus éxitos.

  • Temor excesivo a equivocarse: 

El temor a no tener éxito les paraliza, presentan ansiedad ante las exigencias escolares.

  • Actitud insegura: 

Presentan gran inseguridad para auto exponerse, tienen temor a hablar en público, un marcado sentido del ridículo, Esta actitud frena su creatividad, ya que prefieren hacer solo aquello están seguros de hace bien.

  • Animo triste:

Son niños que no pelean por su espacio, aceptan el lugar que se les asigna. Hay que tener en cuenta que estos niños necesitan más que otros que se les dé un espacio significativo.

  • Actitud perfeccionista:

Rara vez están contentos con lo que hacen, no les gusta que los demás vean lo han hecho.

Su afán de corregir y mejorar lo que están haciendo les resulta muy poco productivo. Les cuesta discriminar que es importante, gastan la misma energía en cosas accesorias que en cosas importantes, dejando de hace, en ocasiones tareas fundamentales.

Sus padres y profesores dicen que son trabajos de calidad los que realizan pero lentos y que no alcanzan a terminarlos.

  • Actitud desafiante y agresiva:

La forma más difícil de percibir como problema de baja autoestima ya que estos niños parecen sobre seguros.

La mayoría encubre su frustración y tristeza con sentimientos de rabia. El temor a la falta de aprobación lo compensan transformando su inseguridad en una conducta agresiva.

  • Actitud derrotista:

Son niños con historia previa de fracasos, y tienden a imaginar ante cualquier situación que los resultados van a ser malos, por lo que a veces ni siquiera los empiezan.

Se auto perciben como fracasados. Muchas veces son descritos por los adultos como vagos, detrás de esta vaguería está el temor que a pesar del esfuerzo los resultados sean insuficientes, así que prefieren pasar por vagos antes que por tontos.

  • Necesidad compulsiva de aprobación:

Son niños y niñas que quisieran se aprobados por todos. Necesitan reconocimiento por cada logro, eso denota una falta de confianza en sus propias capacidades.