LUXACIÓN DE RÓTULA

La luxación de rótula es una de las lesiones más comunes de esta articulación (y con mayor incidencia en aquellas personas que practican deporte). Ello se debe a que la articulación sufre en exceso, pues soporta nuestro peso y nos permite desplazarnos de forma efectiva.

 

La rótula es un hueso con forma triangular que descansa en la parte anterior de la rodilla.

Cuando doblamos o estiramos la rodilla la rótula se desliza entre los huesos que forman la articulación (principalmente por el fémur). De modo que su luxación consiste en su desplazamiento por fuera del rail que sigue en un estado normal. Lo más habitual es que dicho desplazamiento sea hacia la parte externa de la rodilla.

 

Por lo general la rótula tiene una mayor tendencia a luxarse como consecuencia de un fuerte impacto, a esto se le llama luxación directa. En este tipo de luxación se ven afectados  los tejidos que se encargan de dar estabilidad a la rótula.

 

Por otra parte se puede dar una luxación de forma indirecta. Esto puede suceder cuando se realiza un giro brusco de la rodilla mientras el pie se mantiene en contacto con el suelo, como puede ser cambiar de dirección cuando estamos corriendo. En algunas ocasiones también sucede al extender de forma excesiva la rodilla.

 

Como consecuencia de una luxación de rótula nos encontramos con una gran inestabilidad articular en la articulación, la cual debe ser tratada para evitar recidivas.

 

En una fase aguda, tras la recolocación de la articulación deberemos realizar un tratamiento conservador con el objetivo de bajar el enrojecimiento, dolor, hinchazón y la aumentar la funcionalidad a través de reposo, hielo y elevación del miembro afectado.

 

Pasada esta fase aguda se continuará con el tratamiento anterior para controlar la inflamación, además de incluir en nuestro tratamiento ejercicios de movilización y potenciación muscular isométrica y vendajes funcionales o neuromusculares. También se podrá utilizar una férula que limite la movilidad de la rodilla (este punto dependerá del grado que alcance la lesión).

 

Cuando el estado de la articulación esté más estabilizado se podrá proceder a realizar ejercicios más intensos de potenciación, estiramientos de la musculatura y propiocepción además de continuar con las movilizaciones para seguir ganar rango de movimiento, si es que todavía no hemos alcanzado el rango máximo. Para que, pasado más o menos un mes o mes y medio, el paciente sea capaz de soportar su cuerpo y de realizar actividades diarias sin problema.

Si quieres saber más de ello o te sientes identificado ponte en contacto con nosotros.

Ese gran desconocido: nuestro Suelo Pélvico

Afortunadamente, y poco a poco, el suelo pélvico empieza a ser más conocido entre la gente, a tomar mayor importancia y a hablar de ello sin tabúes. Pero si aún tienes dudas de qué es, para que sirve y que beneficios podemos obtener a través del tratamiento fisioterápico, ¡Éste es tu post!

El suelo pélvico se extiende desde el pubis hasta el sacro y cóccix (vulgarmente, la rabadilla). Está formado por un conjunto de músculos y ligamentos que le dan una forma cónica invertida. Tiene como función mantener los órganos pélvicos (vejiga y uretra; útero y vagina; y recto) en la posición anatómica, amortiguar las presión dentro de la cavidad abdominal,  participar en la micción y la defecación así como en las relaciones sexuales y, más específico en la mujer, participar en el parto.

Existen diferencias entre el suelo pélvico masculino y femenino. La más visual: los órganos reproductores. Ambos sexos disponen de la misma musculatura, pero con diferentes variaciones debido a la disposición de los órganos reproductores. De igual manera, la pelvis también sufre variaciones anatómicas. La pelvis femenina es más ancha, más extensa y menos profunda que la masculina, por la función que tiene de cara al parto.

El suelo pélvico, junto con la zona abdominal y el diafragma forman un espacio dónde, en condiciones normales, mantienen una presión adecuada a los cambios posturales y a los esfuerzos. Sin embargo, si ese balance de presiones se altera por cualquier razón, repercutirá de manera negativa sobre el suelo pélvico. De modo que, suelo pélvico, abdomen y diafragma van de la mano y deben de estar en un estado óptimo para un buen funcionamiento.

Entre las distintas alteraciones del suelo pélvico nos encontramos con las urológicas (aquellas relacionadas con el sistema urinario), ginecológicas (relacionadas con el sistema reproductor femenino), coloproctológicas (relacionadas con la patología en colon, recto y ano) y sexológicas (aquellas que están relacionadas con las relaciones sexuales, valga la redundancia). En el cuadro inferior se recogen algunos procesos patológicos susceptibles de tratamiento fisioterápica.

  • Urológicas:
    • Incontinencia urinaria
    • Cistitis intersticial
    • Prostatitis
    • Síndrome de micción no coordinada
    • Dificultad de vaciado de vejiga
    • Extrofia vesical
  • Ginecolócicas:
    • Prolapso
    • Episiotomía
    • Secuelas tras cirugía
    • Dismenorrea
  • Coloproctocológicas:
    • Incontinencia fecal o a gases
    • Estreñimiento
    • Anismo
  • Sexológicas:
    • Dispareunia
    • Vaginismo
    • Disfunción eréctil

Para un correcto tratamiento es necesaria una completa y correcta valoración, dónde se incluirá abdomen, zona lumbar, diafragma y suelo pélvico (dónde será preciso una exploración  intracavitaria ginecológica normal).

Afortunadamente, el suelo pélvico es una de las zonas más agradecidas de nuestro cuerpo. Difícilmente podremos empeorar el cuadro. Si bien, en la mayoría de tratamientos es necesaria la participación del paciente de una manera activa, en el suelo pélvico especialmente. La mejoría está en tus manos, con la ayuda de las nuestras.

Bibliografía: C. Walker. Fisioterapia en obstetricia y uroginecología. 2ª edición. 2013

Taller de masaje infantil y estimulación para bebés

El taller va dirigido a padres o madres.

La horas o días pueden variar según demanda, por lo que si estás interesado y esos días no te van bien, contacta con nosotros para ver otras posibilidades.

Dirigido a niños de 0 a 1o meses.

El Método Pilates (Parte II)

En el anterior post ( https://www.vmfisioterapeuta.com/el-metodo-pilates-parte-i/ ) en el que hablamos acerca del Método Pilates comentamos por encima dos formas de realizar esta actividad. Siendo una de ellas el Pilates suelo y la otra el Pilates suelo con accesorios. Hoy en nuestro blog hablaremos sobre las diferencias entre ellas.

El Pilates suelo es la esencia de esta disciplina, siendo la primera forma en la que se trabajó. Para su práctica únicamente necesitamos una esterilla y nuestro cuerpo. Requiere de mucho control corporal debido a que todos los ejercicios se realizan sin ningún tipo de ayuda, sino exclusivamente con la potencia de nuestros propios músculos, y en ocasiones puede resultar más intenso.

Al ejercicio del Pilates suelo se le fueron añadiendo algunos accesorios que harías de su ejecución una práctica más entretenida y completa. El empleo de estos accesorios puede ayudarnos a realizar los ejercicios o complicarnos su ejecución debido a que nos obligan a implicar más grupos musculares.

Los accesorios que se usan en Pilates son: Theraband o banda elástica, Fitball o pelota de Pilates, aro mágico, foamroller o rulo.

Theraban o banda elástica: hay variedad en la resistencia de las distintas bandas, de forma que dependiendo de la que elijamos podremos trabajar la resistencia, fuerza y potenciación. Con ellas aumentamos la intensidad de los ejercicios y aumentamos el trabajo de estabilidad de tronco al tener que controlar la tensión de la banda. A la hora de realizar algunos ejercicios nos facilita dicha acción.
Fitball o pelota de Pilates: al ser una superficie inestable nos es de gran utilidad para trabajar el equilibrio dinámico y la estabilidad de la postura.

Aro mágico: con él conseguimos centrar nuestra actividad muscular y aumentar la tonificación de la musculatura (principalmente abductora y aductora – es aquella implicada en la apertura y cierre de piernas y brazos), de modo que aumenta la dificultad, resistencia e intensidad de los ejercicios que realicemos.

Foamroller o rulo: este accesorio es muy versátil pues con el podemos trabajar tanto el equilibrio como la estabilidad de los segmentos corporales.

Tras conocer las características de cada uno de los accesorios que podemos encontrar en nuestra clase de Pilates, tenemos que tener en cuenta que antes de complicar los ejercicios con alguno de ellos es imprescindible controlar la técnica en los ejercicios que se realicen en las clases de Pilates suelo simples. Para así evitar lesionarnos y sacar todo el provecho a nuestras clases.

¿Qué es la Diatermia?

La diatermia es una técnica no invasiva de tratamientos que consiste en la transferencia de corriente de alta frecuencia al interior del territorio corporal, provocando el desplazamiento de cargas en los tejidos y la fricción de estos genera un calentamiento interno del tejido, pudiendo llegar a actuar sobre la circulación, musculatura, ligamentos, articulaciones etc. La diatermia utiliza la conversión como método de transferencia del calor. Es uno de los tratamientos que se utilizan desde la fisioterapia.

Existen dos modalidades de diatermia: capacitiva o resistiva:

– La diatermia capacitiva se utiliza para calentar los tejidos más superficiales. En la actualidad este tipo de diatermia se ha popularizado como tecarterapia o hipertermia por contacto.
– Por otro lado, está la diatermia resistiva  trata los tejidos más profundos desde el interior.

Además, tiene muchas posibilidades de aplicación que dependerá de los parámetros que utilicemos cuando la apliquemos. Las ondas producidas tienen diversos efectos fisiológicos:

– Elevación de la temperatura en la profundidad de los tejidos.
– Analgesia tanto por elevación del umbral del dolor debido a la mayor presencia de endorfinas como al bloqueo de la sensación por el aumento de la temperatura.
– Vasodilatación y por tanto aumento del flujo sanguíneo sobre el territorio tratado.
– Efecto relajante.
– Efecto antiinflamatorio tanto por el aumento del drenaje como por el efecto trófico.

Todos estos efectos hacen que la diatermia actúe sobre nuestro organismo siendo efectiva sobre multitud de patologías dentro del campo traumatológico, deportivo, reumático etc…Las indicaciones de la diatermia son:

– Síndromes dolorosos neurológicos: neuralgia y neuritis. Ciáticas.
– Patología de la columna vertebral: dolores cervicales, dorsales y lumbares.
– Alteraciones musculares: contracturas, puntos gatillos, roturas fibrilares…
– Debido al efecto sobre la circulación, se puede utilizar para realizar drenajes linfáticos y venosos.
– Alteraciones articulares: artrosis, artritis. En algunas patologías reumáticas.

Día de la Madre

Cuida de tu madre (o de la futura madre) en un día tan especial haciendo un regalo diferente. ¡Te esperamos!

Regale Salud por Navidad

¿Cansado de regalar lo mismo? ¿Crees que tenemos de todo e invertir en regalos materiales ya te cansa? Apuesta estas navidades por regalar salud a tu familia, amigos, pareja…

Los bonos se presentan con una tarjeta con sobre decorativo y puedes optar por regalar sesiones de fisioterapia y/o pilates. Si dudas y no sabes que regalar…la opción 3 sin duda es la mas completa y la persona puede descubrir las ventajas de recibir un tratamiento de fisioterapia y un mes de clases de pilates estirando y fortaleciendo el cuerpo.

No dudes en pedir más información detallada en nuestras instalaciones. ¡Feliz Navidad!

REGALA SALUD POR NAVIDAD A TUS EMPLEADOS

Este año, apostamos por que el empresario regale algo diferente a sus empleados. De este modo, buscamos algo que le venga bien al empresario pero sobretodo al trabajador, ya que, mejores condiciones físicas, mayor rendimiento.

Queremos que sus empleados trabajen sin dolores de cabeza o mandíbula, espalda (entre ello dolor cervical, dorsal o lumbar), evitar las tendinitis que se dan por el uso del ratón del ordenador, etc. Eso revierte directamente en la rentabilidad de su empresa y en el bienestar de sus trabajadores.

Con el fin de ayudarle a buscar un regalo distinto, quedamos a su disposición para lo que estime oportuno.

La fisioterapia que se realiza en nuestro centro, consta de tratamientos de cincuenta minutos de terapia manual, donde utilizamos diferentes técnicas para aliviar la patología de nuestros pacientes. De esta forma, son tratamientos individualizados a la altura de sus necesidades.

 

Fisioterapia Respiratoria

La fisioterapia respiratoria es una de las especialidades que puede abarcar el fisioterapeuta, y que se encarga de la prevención y tratamiento de las disfunciones o alteraciones respiratorias con el objetivo de mantener y/o mejorar la función respiratoria.

Esta especialidad puede aplicarse a todas las edades, bebés, niños, adultos y ancianos, que tengan problemas respiratorios, ya sean primarios, o secundarios, es decir, causados por otra patología.

En muchas ocasiones, la fisioterapia respiratoria puede reducir la cantidad de medicación, aunque no significa que la sustituya. Dentro de la fisioterapia respiratoria encontramos 2 vertientes: la terapia física consistente en estimulación del sistema respiratorio mediante movilizaciones y drenaje de secreciones y ejercicios respiratorios y otra vertiente correspondiente al entrenamiento muscular de los músculos respiratorios. La última fase del tratamiento consistirá en la readaptación a la funcionalidad, es decir, la adaptación a todas las actividades de la vida diaria y al ejercicio físico.

A continuación se enumerarán algunas de las patologías que pueden verse beneficiadas de la fisioterapia respiratoria: fibrosis quística, parálisis cerebral, cualquier trastorno obstructivo crónico también conocido como EPOC (enfisema y bronquitis crónica), neumonías, atelectasias,…

También es importante recalcar la necesidad de un tratamiento mediante fisioterapia respiratoria como complementario al tratamiento de fisioterapia convencional en caso de pacientes con una movilidad reducida ya sea por accidentes cerebrovasculares o postquirúrgicos, debido a la dificultad que presentan estos pacientes de expulsar las secreciones bronquiales ya sea por dolor, falta de fuerza o una tos dificultosa. Estas secreciones se acumulan en el árbol bronquial y pueden dar lugar a infecciones que pueden acarrear problemas de otra índole.

No dudéis en pedirnos información sobre los tratamientos de fisioterapia respiratoria en Virginia Moreno Fisioterapia.