El Método Pilates (Parte I)

Esté método fue creado por Joseph H. Pilates con el objetivo de mejorar el control muscular, la postura, la flexibilidad, elasticidad, agilidad, resistencia y potencia aunando lo mejor de diversas disciplinas deportivas.

 

Su finalidad es ejercitar el cuerpo y la mente en conjunto. Debido a su realización además de mejorar nuestra condición física aumentamos nuestra capacidad de control y concentración. Ésto se debe a que el método se centra en la flexibilidad, fuerza, control muscular, estabilidad lumbopélvica, postura y respiración.

 

Pero, ¿en qué consiste concretamente el Pilates?

 

Los ejercicios realizados son anaeróbicos, es decir, ejercicios breves y centrados en la fuerza muscular. Este método no está pensado para la quema de calorías, sino para tonificar nuestra musculatura. Por otra parte  son ejercicios que buscan la funcionalidad de nuestro cuerpo y que apenas tienen impacto en nuestras articulaciones. Por todo ellos se convierte en un ejercicio idóneo para cualquier tipo de persona.

 

Para una correcta realización de los ejercicios es imprescindible tener claros sus principios básicos:

  • Activación del centro del cuerpo, a través de la contracción abdominal y del suelo pélvico.
  • Concentración en la ejecución los ejercicios
  • Control al realizar un ejercicio, para que seamos conscientes de realizar exactamente el ejercicio cómo se nos pide.
  • Precisión en el ejercicio, para no realizarlo de cualquier forma y así evitar futuras lesiones.
  • Fluidez, para evitar que haya paradas entre una parte del ejercicio y la siguiente (estas partes sueles estar marcadas a través de la respiración).
  • Control en la respiración, debemos controlar los tiempos de inspiración-espiración y combinarlas con los ejercicios realizados.

 

Además de los principios básicos que acabamos de comentar es imprescindible una correcta realización de los ejercicios. Para esto debemos estar pendientes durante toda la clase de estar manteniendo los siguientes principios:

  • Estabilización escapular: hombros relajados y lejos de las orejas y juntando escápulas.
  • Estabilización pélvica: posición neutra de la pelvis, permitiendo relajar la zona lumbar.
  • Elongación: mantener la columna recta para aumentar el espacio entre las vértebras.
  • Alineación y equilibrio: ser capaces de mantener una postura correcta y bien alineada.
  • Respiración: nos facilita la ejecución de los ejercicios a la vez que fortalecemos la musculatura abdominal y respiratoria.
  • Integración: consiste en llegar a conseguir realizar los ejercicios con total fluidez, control y precisión.

 

Por otra parte está la practica del método, originalmente surgió el Pilates suelo, aquel que realizamos sobre la esterilla y únicamente con nuestro cuerpo; posteriormente se fueron añadiendo accesorios que aumentan la dificultad de los ejercicios o con los que buscamos efectos más concretos sobre nuestro cuerpo.

 

Por consiguiente, solo nos queda añadir que el método Pilates es una forma de realizar ejercicio apta para cualquier persona la cual aporta beneficios tanto para nuestra mente como para nuestro cuerpo. Siendo una actividad orientada a aumentar la flexibilidad, mejorar la fuerza, la agilidad, recuperar y mejorar el movimiento normal del cuerpo, mejorar la propiocepción, equilibrio y postura corporal, además de ayudarnos a lograr un mejor control de la respiración.

¿Qué es la Diatermia?

La diatermia es una técnica no invasiva de tratamientos que consiste en la transferencia de corriente de alta frecuencia al interior del territorio corporal, provocando el desplazamiento de cargas en los tejidos y la fricción de estos genera un calentamiento interno del tejido, pudiendo llegar a actuar sobre la circulación, musculatura, ligamentos, articulaciones etc. La diatermia utiliza la conversión como método de transferencia del calor. Es uno de los tratamientos que se utilizan desde la fisioterapia.

Existen dos modalidades de diatermia: capacitiva o resistiva:

– La diatermia capacitiva se utiliza para calentar los tejidos más superficiales. En la actualidad este tipo de diatermia se ha popularizado como tecarterapia o hipertermia por contacto.
– Por otro lado, está la diatermia resistiva  trata los tejidos más profundos desde el interior.

Además, tiene muchas posibilidades de aplicación que dependerá de los parámetros que utilicemos cuando la apliquemos. Las ondas producidas tienen diversos efectos fisiológicos:

– Elevación de la temperatura en la profundidad de los tejidos.
– Analgesia tanto por elevación del umbral del dolor debido a la mayor presencia de endorfinas como al bloqueo de la sensación por el aumento de la temperatura.
– Vasodilatación y por tanto aumento del flujo sanguíneo sobre el territorio tratado.
– Efecto relajante.
– Efecto antiinflamatorio tanto por el aumento del drenaje como por el efecto trófico.

Todos estos efectos hacen que la diatermia actúe sobre nuestro organismo siendo efectiva sobre multitud de patologías dentro del campo traumatológico, deportivo, reumático etc…Las indicaciones de la diatermia son:

– Síndromes dolorosos neurológicos: neuralgia y neuritis. Ciáticas.
– Patología de la columna vertebral: dolores cervicales, dorsales y lumbares.
– Alteraciones musculares: contracturas, puntos gatillos, roturas fibrilares…
– Debido al efecto sobre la circulación, se puede utilizar para realizar drenajes linfáticos y venosos.
– Alteraciones articulares: artrosis, artritis. En algunas patologías reumáticas.

Clases de bebé pilates

Ponemos en marcha las clases de de bebé pilates, es otra manera de poder realizar la recuperación postparto. Pasada la cuarentena, es importante seguir trabajando el cuerpo, fortaleciendo la musculatura, realizando ejercicios de pilates e hipopresivos, y si es acompañada de tu peque mejor. ¿Qué hace un bebé en clase de pilates? Sé que según habéis empezado a leer, lo habéis pensado. Pues lo que hace es mejorar el vínculo con la madre, se realizan ejercicios en los que ellos intervienen con vosotras, y en otros, quedan con sus juguetes en la colchoneta, mientras tu aprovechas a cuidarte también, porque que no se nos olvide que es muy importante la madre, si tu estás bien, ellos también están bien.

Os invito a participar en esta iniciativa y estaremos encantados de recibiros en nuestras instalaciones. Las clases duran 60 minutos, grupos reducidos y con fisioterapeutas cualificados. Horarios de mañana y de tarde.

Día de la Madre

Cuida de tu madre (o de la futura madre) en un día tan especial haciendo un regalo diferente. ¡Te esperamos!

Regale Salud por Navidad

¿Cansado de regalar lo mismo? ¿Crees que tenemos de todo e invertir en regalos materiales ya te cansa? Apuesta estas navidades por regalar salud a tu familia, amigos, pareja…

Los bonos se presentan con una tarjeta con sobre decorativo y puedes optar por regalar sesiones de fisioterapia y/o pilates. Si dudas y no sabes que regalar…la opción 3 sin duda es la mas completa y la persona puede descubrir las ventajas de recibir un tratamiento de fisioterapia y un mes de clases de pilates estirando y fortaleciendo el cuerpo.

No dudes en pedir más información detallada en nuestras instalaciones. ¡Feliz Navidad!

REGALA SALUD POR NAVIDAD A TUS EMPLEADOS

Este año, apostamos por que el empresario regale algo diferente a sus empleados. De este modo, buscamos algo que le venga bien al empresario pero sobretodo al trabajador, ya que, mejores condiciones físicas, mayor rendimiento.

Queremos que sus empleados trabajen sin dolores de cabeza o mandíbula, espalda (entre ello dolor cervical, dorsal o lumbar), evitar las tendinitis que se dan por el uso del ratón del ordenador, etc. Eso revierte directamente en la rentabilidad de su empresa y en el bienestar de sus trabajadores.

Con el fin de ayudarle a buscar un regalo distinto, quedamos a su disposición para lo que estime oportuno.

La fisioterapia que se realiza en nuestro centro, consta de tratamientos de cincuenta minutos de terapia manual, donde utilizamos diferentes técnicas para aliviar la patología de nuestros pacientes. De esta forma, son tratamientos individualizados a la altura de sus necesidades.

 

Fisioterapia y Artritis Reumatoide

La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune cuya causa es desconocida que afecta a las articulaciones y a los tejidos de alrededor. Es una enfermedad que cursa con brotes caracterizados por inflamación, dolor y rigidez articular, sobre todo por la mañana, y brotes de remisión de los síntomas con o sin secuelas. En casos muy avanzados, la deformidad articular es evidente así como la disminución del movimiento, pudiendo necesitar adaptaciones para poder llevar a cabo actividades de la vida diaria. Suele ser poliarticular y simétrica, es decir, afecta a más de una articulación y a la articulación del lado contrario.

Afecta en mayor medida a mujeres que a hombres y normalmente suele aparecer a partir de la mediana edad, lo cual no exime a los adolescentes o incluso niños de padecerla.

Los objetivos de tratamiento de la artritis reumatoide son: disminuir y eliminar el dolor, mantener la movilidad articular, disminuir la inflamación y aumentar la calidad de vida de las personas que lo padezcan. Para ello, hay distintos tratamientos farmacológicos como antiinflamatorios, antireumáticos, corticosteroides, entre otros.

La fisioterapia es fundamental en estos trastornos ya que se pueden utilizar medidas para disminuir el dolor y la inflamación como frío o calor, ultrasonidos, masoterapia,… y otras técnicas para mantener la movilidad y la fuerza muscular, como puede ser pilates individualizado o en grupos reducimos, como ofrecemos. Asimismo, es fundamental educar al paciente en cuanto la necesidad de un descanso adecuado y acerca de posturas y movimientos viciosos que no hacen más que dañar incluso más la articulación y favorecer la deformidad de la misma.

En casos muy avanzados, en los que el daño es muy grande, será necesaria la cirugía que puede ir desde la extirpación de pequeñas zonas dañadas de la articulación a, en casos extremos, una artroplastia total o extirpación total de la articulación.

Si tienes Artritis Reumatoide, no dudes en pedirnos información, estaremos encantadas de poder ayudarle.

¿Tengo una lesión qué utilizo frío o calor?

El frío y del calor se ha utilizado casi de forma indistinta ante distintas lesiones y es importante su correcta utilización, por ello, a continuación vamos a indicaros algunas diferencias entre ambos y algunos ejemplos de su uso.

El frío produce una vasoconstricción o cierre de los vasos y es un potente analgésico y antiinflamatorio, por tanto se aplicaría hielo en caso de presencia de inflamación en fase aguda (es decir, reciente). Es muy importante tener en cuenta que el hielo a una determinada temperatura puede llegar a quemar, por lo que siempre se aplicaría envuelto en un paño de algodón durante 12-15 minutos y ante cualquier sensación extraña se retiraría. Se puede aplicar 2-3 veces al día.

El calor también es una ayuda para disminuir el dolor y produce justo lo contrario al frío, una vasodilatación de los vasos; es decir, aumenta el flujo sanguíneo así que en caso de un estado de disminución de la circulación como puede ocurrir en casos de una contractura, es el método de elección. Podemos aplicar varias fuentes de calor directa o indirectamente (por ejemplo, una lámpara de infrarrojos) durante 15 minutos aproximadamente, teniendo en cuenta el riesgo posible de quemaduras si nos excedemos de temperatura.

El calor también se puede utilizar en fase avanzada de ciertas lesiones. Por ejemplo, ante un golpe o un esguince crónico (+ de 3 meses de duración) de tobillo o rodilla que sigue ocasionando dolor y donde ya no hay inflamación, utilizaríamos calor en lugar de frío.

También existe la posibilidad de realizar una combinación de frío y de calor. Esto se realiza mediante baños de contraste (agua fría y agua caliente en dos baldes de agua. Cuanto más contraste de temperatura, más efectivo) que se utilizarán en fase subaguda (unos 15-20 días después de la lesión y menos de 3 meses, según autores) de ciertas lesiones como, por ejemplo de nuevo los esguinces.

Resumiendo lo anteriormente mencionado, siempre que haya inflamación o hinchazón que esté caliente (por golpe, esguince) primero aplicaremos frío, en fase subaguda, podemos hacer baños de contraste y; por último, pasados esos 3 meses de duración podremos aplicar calor.

En caso de cirugías de distintas partes del cuerpo, aplicaríamos frío en el postoperatorio y al comienzo de la rehabilitación puesto que es común la presencia de grandes inflamaciones. Si pasados el tiempo necesario para la recuperación de la cicatriz, sigue existiendo dolor, podríamos aplicar calor. En este caso, nos olvidaremos de los baños de contraste puesto que podríamos enlentecer el proceso de cicatrización y por el riesgo de infección.

Si tienes alguna duda o consulta sobre este tema no dudes en comunicárnoslo o venir a visitarnos.

FISIOTERAPIA EN LA PUBALGIA

La pubalgia también conocida como osteopatía dinámica de pubis o entesitis del pubis hace referencia a dolor intenso en la zona inguino-púbica que puede irradiarse hacia la parte inferior del abdomen o hacia el muslo. Suele aparecer en deportistas de miembro inferior, destacando los futbolistas, y entre sus causas se encuentran:
Desequilibrios musculares entre la musculatura del tronco y de las piernas (recto abdominal y adductores de cadera, generando fuerzas de tensión en direcciones opuestas que pueden generar una hipermovilidad del pubis).
Tendinopatías de los adductores de cadera.
– El sobreentrenamiento, una recuperación inadecuada y un mal calentamiento.
Gestos repetitivos en el deporte como: saltos, golpes de balón,…
Hiperlaxitud o problemas en los ligamentos que estabilizan el pubis.
Disminución de la movilidad de las articulaciones sacro-ilíacas y de la coxofemoral o articulación de la cadera.
Hiperlordosis lumbar. (Aumento de la curvatura lumbar).
Los síntomas que se asocian a la pubalgia son: dolor en la ingle-pubis y /o referido hacia el abdomen o muslo o genitales, el dolor aumenta al hacer esfuerzos y al contraer y estirar la musculatura adductora de cadera y abdominales, cojera, debilidad e inflamación local.
El tratamiento inicial consistiría en cese de la actividad deportiva y fisioterapia con: aplicación de frío, electroterapia, acupuntura o electroacupuntura, masaje de la musculatura implicada. Es importante añadir ejercicios de flexibilización de la zona, así como de fortalecimiento primero isométrico evolucionando a excéntrico de adductores, abdominales y oblícuos y estiramiento de la musculatura. Asimismo, es muy importante la readaptación lenta y prolongada al deporte una vez se haya recuperado. Como ejercicio adicional a la mejora del deporte, el método pilates evita este tipo de patologías, ya que, fortalece y estira la musculatura.
La cirugía sólo se contempla en caso de que el tratamiento conservador basado en ejercicios y fisioterapia fracase.
Es importante ponerse en tratamiento cuanto antes ya que la pubalgia puede convertirse en dolor constante afectándonos en gestos sencillos como puede ser caminar, cruzar las piernas o mantenerse de pie.

pubalgia

¡LA NATACIÓN UNO DE LOS EJERCICIOS MÁS COMPLETOS!

¡SUMÉRGETE CON CABEZA!

La natación es un ejercicio que se puede practicar en la mayoría de las edades: bebés, niños, adultos, embarazadas, ancianos.
Beneficios sobre la salud:
Tonifica y fortalece la musculatura. Nadando se usan dos tercios de la musculatura total del cuerpo.
Previene lesiones articulares. Se aconseja nadar al menos 20 minutos. Dentro del agua se reduce el impacto sobre todas las articulaciones del cuerpo, por lo que disminuye la tensión consiguiendo movimientos y posturas que, en ocasiones, no se pueden realizar fuera del agua.
Aumento de la resistencia cardiorespiratoria, rebajando la frecuencia cardiaca y consiguiendo la estimulación de la circulación sanguínea.
Aumento de la capacidad pulmonar.
Mejora el estado de ánimo. Reduce el estrés.
Contribuye al desarrollo psicomotor. Por lo que está especialmente indicada en niños y personas mayores con enfermedades degenerativas de las vías motoras.
Es más…no es necesario saber nadar para obtener beneficios, Sólo con caminar por el agua o realizar algunos movimientos se obtienen resultados.
Beneficios en compensaciones de la columna vertebral (hiperlordosis, hipercifosis, escoliosis, hernia discal…) y patologías cardiacas y circulatorias.
CROL. BRAZA. MARIPOSA O ESPALDA. Cuatro estilos diferentes, cada persona debe escoger el que más se adapte a sus necesidades, siempre supervisado por un profesional y consultado con su fisioterapeuta, si tienes alguna duda no dudes en ponerte en contacto con nosotros.
Si tienes dolor de espalda, especialmente lumbar, el mejor estilo es nadar de espalda. Ya que, por ejemplo, nadar a braza aumenta la curvatura de la zona lumbar y empeora su lesión.
En resumen, los efectos del agua son buenos para tratamientos de la musculatura y problemas articulares, reduce el dolor y mejora su calidad de vida. Es bueno que esté bien aconsejado sobre el estilo que más le beneficie para su problema de espalda.

Fisioterapia y salud van de la mano, ¿Te apuntas?