¡LA NATACIÓN UNO DE LOS EJERCICIOS MÁS COMPLETOS!

¡SUMÉRGETE CON CABEZA!

La natación es un ejercicio que se puede practicar en la mayoría de las edades: bebés, niños, adultos, embarazadas, ancianos.
Beneficios sobre la salud:
Tonifica y fortalece la musculatura. Nadando se usan dos tercios de la musculatura total del cuerpo.
Previene lesiones articulares. Se aconseja nadar al menos 20 minutos. Dentro del agua se reduce el impacto sobre todas las articulaciones del cuerpo, por lo que disminuye la tensión consiguiendo movimientos y posturas que, en ocasiones, no se pueden realizar fuera del agua.
Aumento de la resistencia cardiorespiratoria, rebajando la frecuencia cardiaca y consiguiendo la estimulación de la circulación sanguínea.
Aumento de la capacidad pulmonar.
Mejora el estado de ánimo. Reduce el estrés.
Contribuye al desarrollo psicomotor. Por lo que está especialmente indicada en niños y personas mayores con enfermedades degenerativas de las vías motoras.
Es más…no es necesario saber nadar para obtener beneficios, Sólo con caminar por el agua o realizar algunos movimientos se obtienen resultados.
Beneficios en compensaciones de la columna vertebral (hiperlordosis, hipercifosis, escoliosis, hernia discal…) y patologías cardiacas y circulatorias.
CROL. BRAZA. MARIPOSA O ESPALDA. Cuatro estilos diferentes, cada persona debe escoger el que más se adapte a sus necesidades, siempre supervisado por un profesional y consultado con su fisioterapeuta, si tienes alguna duda no dudes en ponerte en contacto con nosotros.
Si tienes dolor de espalda, especialmente lumbar, el mejor estilo es nadar de espalda. Ya que, por ejemplo, nadar a braza aumenta la curvatura de la zona lumbar y empeora su lesión.
En resumen, los efectos del agua son buenos para tratamientos de la musculatura y problemas articulares, reduce el dolor y mejora su calidad de vida. Es bueno que esté bien aconsejado sobre el estilo que más le beneficie para su problema de espalda.

Fisioterapia y salud van de la mano, ¿Te apuntas?