TRATAMIENTO PARA LA ARTROSIS DE RODILLA

ARTROSIS DE RODILLA

¿QUÉ ES?

La artrosis, o desgaste de la articulación de la rodilla, es una enfermedad dolorosa, no inflamatoria, irreversible degenerativa de la articulación de la rodilla causada por un desgaste del cartílago articular.

La artrosis de la extremidad inferior es una condición común que afecta a las personas mayores,  aproximadamente el 20% de las personas mayores de 60 años de todo el mundo experimentan dolor en las rodillas. Representa el 80% – 90% de los reemplazos de cadera y rodilla en los Estados Unidos y el Reino Unido.

ANATOMÍA RODILLA

La rodilla está formada por la unión de 2 importantes huesos, el fémur en su porción distal, y la tibia en la porción proximal. Dispone asimismo de un pequeño hueso, llamado rótula, que se articula con la porción anterior e inferior del fémur. Puede realizar principalmente movimientos de flexión y extensión. Está rodeada por una cápsula articular y varios ligamentos que le dan estabilidad. En sus proximidades se insertan potentes músculos que hacen posible el movimiento de la extremidad.

Está compuesta por la acción conjunta de los huesos fémur, tibia, rótula y dos discos fibrocartilaginosos que son los meniscos. Fémur y tibia conforman el cuerpo principal de la articulación, mientras que la rótula actúa como una polea y sirve de inserción al tendón del músculo cuádriceps y al tendón rotuliano cuya función es transmitir la fuerza generada cuando se contrae el cuádriceps.

PRÓTESIS

Una prótesis de rodilla es un elemento mecánico compuesto por diversos componentes de metal y plástico que sustituyen a la articulación de la rodilla formada por tibia, fémur y rótula.

¿Debo ponerme una prótesis? No, hay que entender que la artrosis es una degeneración de la articulación por el uso. Con los años, todas las personas tenemos artrosis en mayor o menor medida. La artrosis NO es indicación de poner una prótesis, la indicación de poner la prótesis viene dada por el dolor y/o la limitación funcional que produzca esta artrosis.

CAUSAS         

Las causas principales de la artrosis de la rodilla son:

Trauma durante actividades deportivas y recreativas, sobrecarga por trabajo físico duro, una deformidad congénita de las articulaciones, trastornos metabólicos, sobrepeso.

TRATAMIENTO

La directriz para el tratamiento de la artrosis es el ejercicio como una terapia no farmacológica. El ejercicio mejora los síntomas y el bienestar general de las personas con esta patología, mientras que son relativamente seguros como en comparación con los tratamientos farmacológicos. La mejora del dolor y los resultados funcionales después del tratamiento con ejercicios en la artrosis están demostrados por numerosos estudios.

Se observaron grandes beneficios, respecto al dolor y la función, en personas con artrosis de rodilla que realizaron ejercicio. La eficacia del ejercicio fue generalmente mayor a los 2 meses después de comenzar el ejercicio, según los resultados de los estudios.

Para el tratamiento del dolor en la artrosis también usamos radiofrecuencia, calor a nivel profundo que ayuda a aliviar terminaciones nerviosas y relajar los síntomas.

FACTORES INFLUYENTES

– La edad de quién padece esta deficiencia afecta, los ensayos con participantes más jóvenes demostraron una mejoría funcional más apreciable que pacientes de más edad después del tratamiento con ejercicio. En la población de más edad, otras afecciones relacionadas con la edad (p. Ej., funciones reducidas en los sistemas cardiovascular y musculoesquelético) también podrían explicar el efecto observado.

Gravedad artrosis: en general, los resultados apoyan la asociación inversa entre beneficios del ejercicio y la gravedad de la artrosis de rodilla (es decir, se cree que el ejercicio produce una mejoría mayor con una artrosis de rodilla más leve que más grave). Los pacientes en lista de espera para cirugía, que tienen artrosis de rodilla en la etapa más avanzada del espectro clínico, mostraron una respuesta de ejercicio más pequeña en comparación con aquellos que no estaban en una lista de espera.

 

PROGRAMA DE EJERCICIOS

Realizaremos los ejercicios 3 series de 10 repeticiones cada uno de ellos, 3 veces/semana.

Ejercicio 1:

Tumbado boca arriba con la pierna estirada y una toalla debajo de la rodilla, realizar contracciones del cuádriceps aplastando con hueco de la rodilla la toalla. Llevar la puntera del pie hacia nosotros para sentir más la contracción del músculo.

Ejercicio 2:

Tumbado boca arriba con la pierna estirada, elevarla recta hasta conseguir unos 45 grados respecto al suelo llevando la punta del pie hacia arriba y volver a bajar relajando la punta del pie.

Ejercicio 3:

Tumbado de lateral con las caderas y rodillas flexionada, separar las rodillas entre sí pero no los pies. Pudiendo incrementar la resistencia colocando una banda elástica entre las rodillas. Queremos enfocarnos en fortalecer los glúteos.

Ejercicio 4:

Sentado en una superficie alta, realizar extensiones de rodilla llevando la punta del pie hacia nosotros al final del movimiento y aguantar esa tensión durante 5 segundos.

Ejercicio 5:

De pie con una pierna elevada y la de apoyo ligeramente flexionada, realizar equilibrios durante 20-30 segundos y descansar unos segundos. Si te parece fácil puedes aumentar la dificultad realizando círculos con la pierna que está en el aire, cerrando los ojos, usar superficies inestables…

En Virginia Moreno Fisioterapia, en Segovia, tenemos las herramientas y conocimientos suficientes para tratar todo tipo de patologías deportivas o prevenir  las lesiones que el deporte te pueda ocasionar. ¡Consúltanos tu caso!

Fisioterapia y salud van de la mano, ¿Te apuntas?

AFECCIONES BRONCOPULMONARES, ¿QUE SON?, ¿QUE TIPOS HAY?

En esta entrada del blog, hablaremos sobre las afecciones pediátricas responsables de la obstrucción bronquial, especialmente de las afecciones broncopulmonares agudas.

Distinguimos las siguientes afecciones agudas:

  • Bronquiolitis
  • Bronquitis
  • Neumonía
  • Otitis
  • Sinusitis
  • Conjuntivitis

Bronquiolitis:

American Academy of Pediatrics 2006/2014 define la  bronquiolitis como “Trastorno comúnmente causado por una infección viral del tracto respiratorio inferior en bebés. Se caracteriza por una inflamación aguda, edema, necrosis y necrosis de las células epiteliales de las vías aéreas pequeñas, y un aumento de la producción de moco. Los signos y síntomas generalmente comienzan con rinitis y tos, que pueden progresar a taquipnea, sibilancias, estridores, uso de los músculos accesorios y/o aleteo nasal”.

Este trastorno sucede en niños menores de 24 meses más frecuente en el lactante. El 33% de los menores de 12 meses sufrirán una bronquiolitis, debido a que el pico de esta enfermedad se encuentra entre los 2 y los 6 meses y en los meses de Noviembre a Marzo.

Los virus que desencadenan una bronquiolitis se dividen en dos categorías, los causados por VRS (Virus Respiratorio Sinsticial) el cual produce un 50-70% de estas y los virus que no están causados por VRS (Rinovirus, Metapneurovirus, Parainfluenza, Adenovirus e Influenza).

Es importante saber el causante de la bronquiolitis debido a que las que están causadas por VRS producen destrucción celular debido a la infección que producen en el epitelio superficial de las vías superiores, el epitelio del bronquiolo y los neumocitos del alveolo. Si el causante es el Rinovirus no se produce destrucción celular, pero crea una alteración de la barrera epitelial. El adenovirus es el causante de las bronquiectasias post-bronquiolitis.

Bronquitis:

La bronquitis es la inflamación de los bronquios y se manifiesta por congestión y edema de la mucosa bronquial con hipersecreción. Predomina en niños menores de 4 años y en los meses de invierno.

Los agentes causales de esta enfermedad son: bacterias o virus (más frecuentes las últimas), sustancias irritantes (tabaco, aerosoles, insecticidas…) Factores urbanos como la contaminación y los factores regionales (hongos, humedad, polvo, alérgenos, vapores fuertes…).

Distinguiremos 3 tipos de bronquitis:

  • Bronquitis aguda: es un proceso inflamatorio que afecta a la tráquea y bronquios de medio y gran calibre debido frecuentemente a una infección viral. El síntoma principal suele ser la tos. Su curso suele durar menos de 3 semanas.
  • Bronquitis crónica: es un proceso parecido al anterior pero cuando dura más de 3 semanas.
  • Bronquitis recidivante o recurrente: Cuando presenta de 4 a más procesos en un año.

Neumonía:

La neumonía es una infección aguda del parénquima pulmonar causando una consolidación o densificación de la vía aérea más distal.

Distinguiremos dos tipos de neumonía, la neumonía típica y la atípica.

La neumonía típica cursará con los siguientes síntomas:

  • Febril de inicio brusco
  • Tos productiva
  • Dolor torácico pleurítico
  • Consolidación al examen físico
  • Radiología con condensaciones alveolares.

Sin embargo la atípica cursará con diferentes síntomas:

  • Subfebril insidiosa
  • Tos seca
  • Polimiálgias, cefalea
  • Sin hallazgos a la exploración física
  • Radiología con patrón intersticial

A parte de esta clasificación encontramos otra que diferencia la neumonía adquirida en la comunidad (NAC) y la intrahospitalaria.

La NAC será una neumonía que la adquirirán los sujetos que conviven en la comunidad y no han sido hospitalizados en los últimos 7 días o bien que aparecen 48 horas después de su ingreso hospitalario.

Neumonía intrahospitalaria se presenta durante la hospitalización.

 

OTITIS MEDIA AGUDA (OMA):

La otitis media agua es una infección bacteriana o viral del oído medio, que en general acompaña una infección de las vías respiratorias superiores. Los síntomas consisten en otalgia, a menudo con síntomas sistémico.

Distinguiremos tres tipos de OMA:

  • OMA esporádica.
  • OMA persistente: caracterizada por una recaída en los 7 días siguientes a la finalización del antibiótico.
  • OMA recurrente: cuando suceden 3 episodios es 6 meses o 4 episodios en 12 meses

OTITIS MEDIA CON EXUDADO (OME) U SEROSA:

La otitis media con exudado o serosa es una infección en la que encontramos presencia de líquido en el oído medio.

Distinguiremos dos tipos de OME:

  • OME subaguda: la duración del exudado es menor a tres meses.
  • OME crónica: la duración del exudado es mayor a tres meses.

 

SINUSITIS:

La sinusitis es una infección de los senos paranasales. Los senos son un conjunto de cavidades aéreas huecas que se encuentran en los huesos frontales, esfenoides, maxilar, etmoides y maxilar superior y que comunican con las fosas nasales.

Clasificaremos la sinusitis en  cuatro categorías:

  • Aguda: duración menor a 30 días.
  • Subaguda: duración entre 30 y 90 días.
  • Crónica: duración mayor a 90 días.
  • Recurrente: cuando hay 3 episodios en menos de 30 días con intervalos libres de síntomas, más de 10 días en un período de 6 meses o 4 episodios en un período de 12 meses.

No se diagnosticará una sinusitis en niños menores de dos años debido a que no están formados los senos maxilares.

CONJUNTIVITIS:

Inflamación de la conjuntiva, el tejido fino y transparente que cubre el interior del párpado y la parte blanca del ojo. Esta inflamación hace más visible los vasos sanguíneos, lo que da al ojo un color más rosado, rojizo.

Vamos a encontrar cuatro tipos de conjuntivitis:

  • Infecciosa: puede ser vírica o bacteriana.
  • Alérgica.
  • Tóxica: secundarias a la administración prolongada a cualquier colirio.
  • Irritativa: por una hiposecreción del lagrimal o una exposición prolongada a aire seco o lentes de contacto.

Las conjuntivitis pueden desarrollarse también por exceso de moco en la parte posterior de la vía aérea superficial.

La secreción no sale solo por el lagrimal, lo limpiaremos con gasas estériles y con suero fisiológico drenando el lagrimal hacia el centro y las pestañas hacia dentro y hacia arriba.

 

En nuestro centro de fisioterapia Virginia Moreno, en Segovia, os podemos ayudar a tratar cualquiera de estas patologías tanto en clínica como en su domicilio.