Los beneficios de los ejercicios hipopresivos

Introducción al método hipopresivo

Las técnicas hipopresivas fueron creadas por el Doctor en Ciencias de la Motricidad y especializado en rehabilitación Marcel Caufried. El objetivo que plantea es hacer una actividad física sin perjudicar el suelo pélvico. Por lo tanto, los ejercicios hipopresivos nacen como una alternativa a los métodos tradicionales para tonificar la musculatura de la faja lumbopélvica sin presionar las estructuras y órganos internos.

El método hipopresivo se caracteriza por englobar ejercicios posturales sistémicos que buscan la disminución de la presión intraabdominal

El concepto Hipopresivo

El concepto Hipopresivo, hace alusión a la escasez de presión o disminución de la presión intraabdominal, concretamente en las cavidades torácica, abdominal y pélvica. En relación con la variación de presión intraabdominal, se utiliza una terminología que hace mención, desde el mayor grado de presión, hiperpresivo, hasta el menor grado de presión, hipopresivo. El concepto hiperpresivo del espacio abdominal hace alusión al hecho por el cual la variación de presión es positiva tanto en la fase inspiratoria como espiratoria. Los ejercicios hipopresivos además de caracterizarse por la disminución de la presión intraabdominal, se determinan como ejercicios posturales y respiratorios asociados a un ritmo en particular.

Principios técnicos de los ejercicios hipopresivos

Existen una serie de posturas anatómicas que hacen que la realización del ejercicio hipopresivo sea más efectivo, como es abertura del arco costal (imagen de la izquierda) y la movilización del ombligo hacia dentro y endidura de las fosas claviculares (imagen de la derecha).

ejercicio tratamiento hipopresivo - clases gimnasia hipopresiva en segovia - Fisioterapia virginia moreno

Para hacer correctamente el hipopresivo hay que seguir unas pautas técnicas para su correcta realización:

  1. Autoelongación de la columna.
  2. Doble mentón.
  3. Descoaptación de la articulación glenohumeral (buena colocación de las escapulas y activación de los músculos serratos).
  4. Adelantamiento del eje de gravedad.
  5. Respiración costal.
  6. Apnea espiratoria.

Ejecución de la gimnasia abdominal

Durante la ejecución del ejercicio se activan distintos grupos musculares de forma voluntaria, los cuales influyen en el control tónico postural y fásico de los musculos respiratorios.

Los ejercicios se realizan con un ritmo lento y respiración pautada por el terapeuta o monitor. Dependiendo de la fase en la que se encuentre la persona a realizar los ejercicios hipopresivos, la posturas serán unas u otras, (ya que existen diferentes posturas para poder realizar los ejercicios) siempre adaptadas a sus necesidades. Las posturas se repiten un máximo de tres veces con una duración mínima de sesión entre veinte minutos y una hora según objetivo a alcanzar.

¿Cuáles son los beneficios de hacer ejercicios hipopresivos?

En la sociedad en la que vivimos hay flacidez y falta de tono abdominal y lumbar, entre otras partes del cuerpo, esta flacidez es la que está relacionada con problemas genito-urinarios de la mujer (generando prolapso, incontinencia, anorgasmia), con problemas de espalda (lumbalgias) y problemas estéticos.

  • Por lo que los ejericios hipopresivos presentan múltiples beneficios:
  • Define la musculatura de la cintura abdominal.
  • Mejora los problemas de incontinencia urinaria en la mujer y el hombre.
  • Mejora y potencia la vida sexual.
  • Recuperación y tonificación en el postparto.
  • Hace una correción postural significativa, mejorando la espalda.
  • Mejora el tono muscular en la menopausia.

Hay que saber que no todo el mundo puede hacer gimnasia abdominal hipopresiva, ya que puede ser contraproducente cuando:

  • Se tiene hipertensión arterial.
  • Hernia de hiato.
  • Problemas intestinales que generan inflamación en el abdomen.
  • Durante el embarazo.
  • Durante la cuarentena.

Estos ejercicios tienen que ser enseñados y supervisados por fisioterapeutas especializados, en Virginia Moreno Fisioterapia en Segovia, somos especialistas en Obstetricia y Uroginecología, enseñando estos ejercicios tanto a mujeres en el postparto, como a deportistas, mujeres en momento menopaúsico y hombres con incontinencia urinaria. Si una persona intenta aprenderlos por si solo es difícil que lo haga bien, aunque pueda ver vídeos por internet explicando dicha técnica, y por ello, puede ser perjudicial para su salud.

Os esperamos en nuestra clínica de fisioterapia en Segovia, en Virginia Moreno Fisioterapia para hacerte un seguimiento de ejercicios adecuado a tus necesidades y haciendo una valoración individualizada de tu abdomen y musculatura para sacar a la técnica su máxima eficacia.

CLASES DE PILATES PARA LLEVAR MEJOR EL POSTPARTO

Pilates es un método muy recomendable para después del parto el cual se podrá comenzar tan pronto como el médico de por terminados los chequeos postparto. Normalmente estos finalizan tras el puerperio aproximadamente a las 6 semanas posparto, una vez el tracto reproductivo fisiológicamente vuelve a su estado originario de no embarazo.

El método Pilates para después del parto

En esta línea, también Adamany (2006) aconseja especialmente el método Pilates para después del parto, y asegura que gracias al mismo la mujer conseguirá los siguientes beneficios:

  • Mejor recuperación tras el esfuerzo del parto, aliviando aquellos dolores que a consecuencia pudieran aparecer.
  • Ayudar a recuperar la figura.
  • Aumentar el tono muscular y mejorar el estado de forma.
  • Incrementar la energía, la fuerza y resistencia.
  • Mejorar el control postural.
  • Evitar o disminuir el riesgo de lesiones a causa de la fatiga acumulada.
  • También ayudará a disminuir el cansancio, dolor de espalda, estreñimiento, ansiedad y depresión, retención de líquidos, etc.

 

El método Pilates, fundamental para la zona abdominal

En Pilates la zona abdominal es fundamental debido a la importancia del centro de energía como núcleo impulsor de todo movimiento (Winsor y Laska, 2002), por tanto será muy necesario vigilar la diástasis del recto abdominal, ya que si los músculos del recto aún permanecen separados y al hacer los ejercicios, aun siendo adaptados, se puede producir un abultamiento en la zona abdominal, habrá que detenerse o modificar nuevamente el movimiento, ya que puede hacerse una rotura mayor de los rectos abdominales. En nuestras clases de pilates de recuperación postparto en Segovia, como son grupos reducidos de máximo cuatro personas con fisioterapeutas especializados, evitamos que nuestras pacientes ejecuten mal los ejercicios, ya que son personalizadas y casi individualizadas.

 

Suelo pélvico

El trabajo de suelo pélvico es un aspecto clave en el diseño del programa Pilates, ya que después de un parto vaginal habrá que trabajar en primer lugar el suelo pélvico, con ejercicios tipo Kegel, ya que estos músculos soportan los órganos internos, controlan las vías urinarias y están sometidos a aumentos de presiones. La fuerza del periné disminuye con las semanas de embarazo y tras el parto la musculatura del suelo de la pelvis se relaja pudiendo provocar disfunciones urogenitales, incluso incontinencia fecal, esto se puede evitar en gran medida trabajando de forma específica esta zona, aumentando la fuerza muscular y disminuyendo la incidencia urinaria (Casanovas, 1999). También en las mujeres con parto por cesárea, por los esfuerzos del parto o por el sólo hecho de haber llevado al bebé durante el tiempo de gestación, debe hacerse hincapié en el trabajo de estos músculos.

 

Pilates con bebé

En una buena recuperación postparto, también es bueno realizar clases de pilates con el bebé (tenemos grupos específicos para ello en Segovia), en ocasiones no se tiene donde dejar el bebé y hacer ejercicios con él ayuda también a adaptarse a la nueva etapa que requiere de una cierta flexibilidad a la hora de hacer ejercicio, ya que se tiene en cuenta la fatiga de la maternidad.

Beneficios del Pilates con el bebé

  • Se estimula su crecimiento emocional, intelectual y motor.
  • Al interactuar con el bebé ayudamos que nos preste mayor atención y se esfuerce por escucharnos.
  • En la mayoría de los ejercicios el bebé se encuentra cerca de ti y de tu mirada y eso hace mejorar el desarrollo de las habilidades del niño.
  • El contacto físico con el bebé ayuda al desarrollo de la memoria.
  • Al realizar movimientos y balanceos se estimula el sistema vestibular, responsable del equilibrio y del movimiento.

En resumen, se puede hacer Pilates de recuperación postparto con o sin bebé de acuerdo a lo que la madre necesite en ese momento. El hacer algo de ejercicio en esta nueva etapa es fundamental para despejarse de todo el entorno nuevo que ahora rodea a la familia.

En Virginia Moreno clínica de Fisioterapia en Segovia contamos con grupos reducidos en los que puedes venir a tu recuperación postparto con o sin bebé y beneficiarte de las ventajas del Pilates.